RSS

Archivo de la etiqueta: Equilibrio entre aceptación y cambio

Terapia de Aceptación y Compromiso para el dolor crónico

 

tristeza_alegria2El dolor crónico continúa siendo un problema generalizado en Europa, afectando a 1 de cada 5 adultos, según el Estudio Pain in Europe (Estudio sobre el Dolor en Europa).

El dolor crónico se clasifica como dolor que persiste o progresa durante un largo período de tiempo (normalmente establecido como más de 3 meses)2 y puede variar en intensidad de leve a moderada y a intensa. El dolor crónico puede seguir constante, o puede fluctuar, pero estará presente en cierto grado por largos períodos de tiempo.

Según ese mismo estudio, las personas con dolor crónico lo han sufrido durante un promedio de 7 años, con un tercio sufriendo dolor en todo momento. El impacto sobre la calidad de vida puede ser devastador con 1 de cada 5 que han perdido su puesto de trabajo como consecuencia de su dolor.

El impacto emocional del dolor es tan perjudicial como su impacto físico. A lo largo del año, el 44% de los pacientes declaran sentirse solos al abordar su dolor y dos tercios de los pacientes sienten ansiedad o depresión como resultado de su dolor. Para el 50% de los  pacientes españoles, su dolor es tan malo que a veces deserían morir. Los pacientes explican sentirse atrapados por un dolor que puede variar en intensidad, pero que afecta continuamente cada aspecto de su vida.

Los resultados también destacan el impacto que el dolor tiene en las relaciones con los demás. La tercera parte de los pacientes piensa que la gente les tratan de modo diferente y tienen menos amigos como consecuencia de su dolor.

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT por sus siglas en Inglés) se fundamenta en la filosofía contextualista funcional y se basa en la Teoría del Marco Relacional

Según esta teoría, la tensión emocional resulta de la fusión cognitiva, en la que reglas verbales inútiles y los pensamientos analíticos dominan el control de la conducta a expensas del contacto con la experiencia presente que resulta así evitada.  Estas normas y evaluaciones conllevan conductas inadaptadas, por ejemplo intentos deliberados de suprimir sentimientos, que son ineficaces y conducen así a evaluaciones inútiles y la consiguiente angustia.

ACT tiene como objetivo aliviar el sufrimiento mediante el aumento de la flexibilidad psicológica y por lo tanto, la reducción de la reducción de la fusión cognitiva (identificarnos excesivamente con nuestros propios pensamientos), la evitación experiencial (no aceptar que hay experiecnias desagradables por las que obligatoriamente habrá que pasar) y los comportamientos maladaptativos. La flexibilidad psicológica se cultiva a través de la enseñanza mindfulness (atención plena a nuestras percepciones mentales) y habilidades de aceptación y alentar al compromiso para un cambio conductual relacionado con los valores de los clientes. ACT emplea una variedad de técnicas que incluyen, entre otros, la exploración de cómo las estrategias de evitación experiencial y el control cognitivo pueden ser poco útiles, utilizando ejercicios de conciencia y técnicas relacionadas para fomentar la flexibilidad psicológica, extrayendo y clarificando los valores del cliente, y el uso de la metáfora para ayudar a los clientes comprender conceptos e ideas importantes.

En los últimos años, se han llevado a cabo ensayos más amplios y mejor controlados y el número de áreas a las que se ha aplicado con éxito es cada vez mayor. ACT es considerado un tratamiento empíricamente validado por la Asociación Americana de Psicología, con la condición de “Apoyo a la Investigación modesto” en la depresión y “Apoyo a la Investigación Fuerte” en el dolor crónico, con varias otras áreas específicas, como la psicosis y el estrés en el lugar de trabajo actualmente en revisión.

En Nueva Zelanda, el Departamento de Psicología de la Universidad de Waikato, conjuntamenet con el DHB local aprobó investigar, evaluar la efectividad de la terapia ACT (a través de libros de autoayuda) para personas con dolor crónico. El tamaño de la muestra fue de veinticuatro siendo elegibles los que tuvierran capacidad de lectura comprensiva,, ningún trastorno psiquiátrico, estabilidad de la medicación y sin historia de trauma grave en la infancia.. El método fue al azar en dos grupos de estudio llevado a cabo durante un período de seis semanas requiriéndose a algunos participantes  leer el libro de auto-ayuda y completar los ejercicios. Los datos demostraron que los que completaron la intervención evidenciaron mejorías estadísticamente significativas (con grandes tamaños del efecto) para la aceptación, la satisfacción con la vida y la calidad de vida. También se establecieron tamaños del efecto medio  para la mejora en las puntuaciones de dolor. Los resultados mantienen la tesis de que la utilización del libro de autoayuda, con un mínimo contacto con el terapeuta agrega valor al bienestar de las personas que se encuentran con dolor crónico.

 

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

 

COMENTARIOS TORTUGA

Un escenario de salud dado, debe aceptarse hasta que pueda cambiarse: El médico de familia encontrará paz si saber aceptar la realidad que tenga mientras no disponga de una nueva. El paciente también encontrará paz si sabe aceptar la realidad que tenga mientras no disponga de una nueva. Esto que ya era del sentido común de los médicos de familia, va logrando aval científico desde el campo de la psicología. La Terapia de Aceptación y Compromiso podría contener tecnología valiosa para su uso por el médico de familia.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 septiembre, 2015 en Articulos comentados

 

Etiquetas:

Principios de la prescripción conservadora

Gordon D y otros expertos han publicado en Archives of Internal Medicine sus Principios de la prescripción conservadora (Principles of Conservative Prescribing), en la forma que literalmente sigue:

Una prescripción juiciosa es un requisito previo para un uso seguro y apropiado de los medicamentos. Basándose en la evidencia y las lecciones de estudios recientes que demuestran problemas con medicamentos ampliamente prescritos, ofrecemos una serie de principios como una receta para una prescripción más cauta y conservadora. Estos principios instan a los médicos a:

1) pensar más allá de los fármacos (considerar los tratamientos no farmacológicos, tratar las causas subyacentes, y la prevención),

2) practicar una prescripción más estratégica (aplazar el tratamiento de fármacos que no son urgentes, evitar el cambio injustificado de medicamentos; ser prudente con respecto al uso de fármacos no probados, y procurar usar solo sólo un nuevo fármaco a la vez cuando se inicia otro tratamiento),

3) mantener una mayor vigilancia sobre los efectos adversos (reacciones a los medicamentos sospechosos, ser conscientes de síndromes de abstinencia, y educar a los pacientes para que sepan sospechar las potenciales reacciones),

4) actuar con cautela y escepticismo con respecto a nuevos medicamentos (buscar información imparcial y esperar a que los fármacos lleven el tiempo suficiente en el mercado, ser escéptico acerca de variables intermedias en lugar de verdaderos resultados clínicos; evitar ir más allá de las indicaciones autorizadas, evitar la seducción de la elegante farmacología molecular, cuidado con la información sesgada de los ensayos clínicos),

5) trabajar con los pacientes para una agenda compartida (no acceder de forma automática a las solicitudes de fármacos; considerar la historia de falta de adherencia previa antes de añadir fármacos a una pauta; evitar el reinicio de tratamiento de fármacos que previamente no han funcionado, interrumpir el tratamiento con medicamentos que no sean necesarios, y respetar las reservas de los pacientes sobre los fármacos), y

6) considerar los impactos más amplios a largo plazo (sopesar los resultados a largo plazo, y reconocer que la mejora de los sistemas puede sobrepasar los beneficios marginales de los nuevos fármacos).

 

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

COMENTARIOS TORTUGA

Mejor sin fármacos que con fármacos si no hay beneficio claro. La vida tiene sus propias alternativas eficaces a ciertos fármacos, solo hace falta como en la poesía de Bécquer encontrar la mano de nieve que sabe arrancar la nota del arpa abandonada. Los resultados del fármaco a largo plazo y junto con otros fármacos no son los mismos que se esperarían de un fármaco aislado y actuando sobre un resultado intermedio. Lograr con fármacos lo que la naturaleza va a lograr sin ello, es como jugar a dioses. Como nunca sentiremos que se ha logrado “suficiente salud”, y nuestro principal sistema de alcanzar la salud son los fármacos, nunca encontraremos el momento en que no son necesarios más fármacos. Ante una salud inalcanzable totalmente, es preciso acordar con los pacientes el cómo y hasta cuando. Pero esto requiere charlar con los pacientes tranquilamente ¿estamos dispuestos?.

 
Deja un comentario

Publicado por en 17 septiembre, 2011 en Articulos comentados

 

Etiquetas: , , , , , , ,