RSS

Archivo de la categoría: Noticias comentadas

Crisis económica y recortes en sanidad

En El País del 28-11-2011 se ofrecia la información de que: Los médicos de familia pasarán consulta como especialistas en Cataluña. La propuesta iba destinada a mejorar la crisis sanitaria sin utilizar nuevos recursos. ¿El metodo?: que los médicos de familia de Cataluña ejercerán de especialistas en distintas patologías para desahogar los hospitales, y reducir el tiempo que los pacientes pasan en listas de espera alrededor del 15% en 2015″. “Una lumbalgia ya no implicará obligatoriamente una visita al hospital”, ilustró el consejero de Salud del Gobierno catalán, Boi Ruiz, en la presentación del plan para la sanidad pública para los próximos cuatro años.En una primera fase que empezará a aplicarse el próximo año, los médicos de familia se ocuparán de las patologías referentes a la oftalmología, dermatología, otorrinolaringología, salud mental y aquellas relacionadas con el aparato locomotor. Pero, no hay que preocuparse porque “Los especialistas del hospital deberán dedicar unas horas de su tiempo a resolver dudas de los médicos de primaria a través del correo electrónico o el teléfono”, resumió Ruiz. Los casos graves, insistió, se seguirán derivando a las consultas hospitalarias.

En el suplemento dominical del periódico  El País del 4-12-2011, José   Ramón  Repullo hace un lúcido análisis de esa propuesta. Lo titula, La primaria no es la papelera de reciclaje, y lo expresa impecablemente resumido en las siguientes pocas palabras:

Sorprende la última política compulsiva catalana, por la cual la atención primaria se debería hacer cargo de una serie de pacientes de los especialistas, para descargar en breve hasta un 30% del atasco hospitalario. Si son casos que podría y debería atender el médico de familia, ¿por qué no lo ha hecho antes? Si fuera por falta de competencias, difícilmente un improvisado auxilio telefónico o de e-mail del especialista sería suficiente.

 Pero la verdad es otra. La atención primaria española, a pesar del gran esfuerzo de sus profesionales, no ha podido superar el papel de actor secundario del sistema sanitario. El hospital y las especialidades han seguido evacuando su entropía hacia este nivel asistencial: retienen la tecnología, el medicamento innovador y los problemas crónicos específicos de cada especialidad; pero derivan la patología múltiple (donde la complejidad y fragilidad del paciente no permite aplicar limpiamente guías clínicas), y los casos “banales” (de menor interés intelectual o tecnológico).

La fascinación tecnológica de la cultura hospitalaria, alimentada por las industrias suministradoras, invade el hospital, contagia a políticos y medios de comunicación, y distorsiona la realidad. Estas innovaciones añaden muy poca ganancia de salud, y son cada vez más caras. Se precisa una medicina más sensata, clemente, compasiva, cordial, respetuosa y dialogada; menos industrial y más integral; menos high-tech (alta tecnología) y más high-touch (alto contacto interpersonal). Esto solo se puede conseguir con la atención primaria. Pero pese a la retórica, los hechos son testarudos: de 2002 a 2009 la atención primaria sigue estancada en un 14% de los gastos, mientras que la especializada ha subido casi cuatro puntos (de 53,3 a 57%).

Hay que cambiar el modelo de asignación para que los centros de salud, como los británicos, tengan capacidad real de influir en los servicios especializados y en los socio-sanitarios, para actuar como verdaderos agentes en beneficio de sus pacientes. Si esto se produjera, los incentivos irían cambiando y la cultura también. Si la primaria expande su competencia para ver más patologías especializadas, los recursos deberían retenerse donde se asumen las cargas de trabajo. Lo que hoy se plantea es un sinsentido al no alinear recursos y esfuerzo; la compulsión nos aparta del verdadero camino de revitalizar la atención primaria: ¿por qué no atrevernos a hacer las reformas que sabemos que hay que hacer?

 

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

 

COMENTARIOS TORTUGA

Desde los años posteriores a la Ley General de Sanidad española en 1986 hasta los primeros 90, los médicos de familia mantuvimos en alto la esperanza y la ilusión de que se emprendiese una verdadera reforma de la Atención Primaria en el sentido que indicaba La Conferencia Internacional de la Organización Mundial de la Salud en Alma Ata en 1978: abordar la multicausalidad de la enfermedad, mantener el acercamiento bio-psico-social, la intersectorialidad y la atención integral al individuo, a la familia y a la comunidad. Posteriormente fueron diluyendose esas ilusiones ante el papel, cada vez más secundario, que los actores principales del contexto económico y político iban otorgando a la Atención Primaria. Han sido años donde mantener la motivación profesional en la Medicina de Familia ha pasado mucho por las iniciativas individuales que han sabido ir mantenido microcontextos (casi a nivel de consultas individuales de Medicina de Familia) paralelos a esas líneas estratégicas reformadoras. En estos momentos, desde contextos económicos a los que se ha llegado, entre otras razones, precisamente por hacer caso omiso de aquellas propuestas de Alma Ata, se nos propone, de momento solo a los compañeros catalanes, jugar un papel de “ayudantes de los especialistas hospitalarios”, reforzar el papel de microespecilista hospitalario de los médicos de familia (algo así como un M.I.R. de las diversas especialidades) en lugar de reforzar su papel integrador biopsicosocial; dedicar más tiempo a hacer biopsias de piel que a hacer entrevistas clínicas en profundidad. Ahora es cuando puede ser más necesario que nunca desarrollar verdaderas estrategias de Medicina de Familia, defensivas eso sí, dado el entorno hostil, que nos permitan vivir nuestra consulta del Centro de Salud como un lugar donde priorizar nuestro propio desarrollo integral personal y profesional y el de nuestros pacientes, por encima de los vientos cambiantes de las nuevas políticas sanitarias. Un lugar donde nos concentremos en desarrollar nuestra autenticidad para lograr vitalidad, nuestra empatía para encontrar sentido y nuestra conciencia para cambiar a mejor, aunque fuera de la consulta caigan truenos y el ordenador trate de hipnotizarnos para seguir fielmente esos dictados del contexto hostil. “No corras vete despacio que a donde tienes que llegar es a ti mismo” (Juan Ramón Jiménez)

 

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 11 diciembre, 2011 en Noticias comentadas

 

Etiquetas:

Manifiesto de Buenos Aires: por un abordaje subjetivante del sufrimiento psíquico en niños y adolescentes, no al dsm

Una serie de profesionales e instituciones en varios lugares del mundo, incluido España se manifiestan recientemente “a favor de criterios clínicos de diagnosis, y por lo tanto en contra de la imposición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Desórdenes Mentales de la American Psychiatric Association como criterio único en la clínica de las sintomatologías psíquicas”.

El texto que sigue forma parte sustancial de uno de los manifiestos:

1) Los malestares psíquicos son un resultado complejo de múltiples factores, entre los cuales las condiciones socio-culturales, la historia de cada sujeto, las vicisitudes de cada familia y los avatares del momento actual se combinan con factores constitucionales dando lugar a un resultado particular.

2) Toda consulta por un sujeto que sufre debe ser tomada en su singularidad.

3) Niños y adolescentes son sujetos en crecimiento, en proceso de cambio, de transformación. Están armando su historia en un momento particular, con progresiones y regresiones. Por consiguiente, ningún niño y ningún adolescente puede ser “etiquetado” como alguien que va a padecer una patología de por vida.

4) La idea de niñez y de adolescencia varía en los diferentes tiempos y espacios sociales. Y la producción de subjetividad es distinta en cada momento y en cada contexto.

5) Un etiquetamiento temprano, enmascarado de “diagnóstico” produce efectos que pueden condicionar el desarrollo de un niño, en tanto el niño se ve a sí mismo con la imagen que los otros le devuelven de sí, construye la representación de sí mismo a partir del espejo que los otros le ofertan. Y a su vez los padres y maestros lo mirarán con la imagen que los profesionales le den del niño. Por consiguiente un diagnóstico temprano puede orientar el camino de la cura de un sujeto o transformarse en invalidante. Esto implica una enorme responsabilidad para aquél que recibe la consulta por un niño.

6) Todos los niños y adolescentes merecen ser atendidos en su sufrimiento psíquico y que los adultos paliemos sus padecimientos. Para ello, todos, tan sólo por su condición ciudadana, deberían tener acceso a diferentes tratamientos, según sus necesidades, así como a la escucha de un adulto que pueda ayudarlo a encontrar caminos creativos frente a su padecer y a redes de adultos que puedan sostenerlo en los momentos difíciles.

 

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

COMENTARIOS TORTUGA

Avanzar en el sentido de la salud (¿existe la mental sin la física y la social y viceversa?), requiere un acercamiento a la realidad real, compleja, que no se deja etiquetar sin riesgo de diagnosticar y tratar mediante prejucios. Los mismos autores del DSM-IV, critican la expresión “mental” porque implica una distinción entre trastornos mentales y físicos, distinción derivada del anacronismo reduccionista mente-cuerpo.

La noción de Freud de  “curar hablando” no está limitada a las enfermedades mentales. Encontrar un lenguaje que conduzca al enfermo crónico a salir de su incomprensión y sufrimiento inexpresable juega un papel crucial en la recuperación o curación del sufrimiento. La enfermedad (en todos los casos) es una alteración o disfunción de las relaciones de comunicación entre actores y contextos (seres humanos, percepciones, ambientes…). Por ello, desde una visión “natural” de la Medicina de Familia, apoyamos este manifiesto.

 
 

Etiquetas: , , ,

Los médicos de EE.UU. Identifican las cinco actividades principales que se pueden reducir en la práctica de la Medicina de Familia.

Publicado en BMJ el 26-05-2011 (BMJ 2011; 342:d3345)

Según un estudio realizado por la National Physicians Alliance (Alianza Nacional de Médicos), los médicos en los EE.UU. podrían recortar muchas de las actividades médicas comunes, como las pruebas de imágen y los antibióticos rutinarios, sin afectar negativamente la atención al paciente para ahorrar costos considerables. El grupo ahora planea educar a los médicos y pacientes acerca de por qué esto constituye una buena práctica médica.

La alianza, cuyo objetivo es alcanzar un nivel de cuidados de salud de alta calidad y asequible para todos, crear grupos de trabajo en medicina de familia, medicina interna, y pediatría para evaluar las actividades médicas más habituales. Los grupos estudiaron la frecuencia con la que se ocupan de una actividad particular en su práctica, el impacto potencial de esta actividad en la calidad y costo de la atención de salud, el uso de la evidencia que soporta la actividad, y la facilidad o dificultad de ejecución de la acción en su propia práctica. La encuesta se fue refinando y se remitió a 172 miembros voluntarios de la Alianza. Este grupo, que se formó en 2005, tiene 22 000 miembros, que son desproporcionadamente más jóvenes que el promedio de médicos en EE.UU. y están más predispuestos a implicarse en la medicina general.

Sobre la base de los resultados de la encuesta, la Alianza Nacional de Médicos emitió las siguientes recomendaciones para la medicina de familia:

  • No haga pruebas de imagen para el lumbago en las primeras seis semanas a menos que haya signos de alarma.
  • No recete antibióticos para la sinusitis aguda leve a moderada al menos que los síntomas-que deben incluir secreciones nasales purulentas y dolor maxilar, o sensibilidad facial o dental a la percusión- duren siete días, o los síntomas empeoren después de una mejoría clínica inicial
  • No solicite electrocardiogramas anuales o cualquier otra prueba de cribado de problemas cardiológicos en pacientes asintomáticos, con bajo riesgo
  • No realice pruebas de Papanicolau (citología cervicovaginal) en pacientes menores de 21 años o después de una histerectomía en mujeres con enfermedad benigna
  • No utilice DEXA (densitometría osea) para la osteoporosis en mujeres menores de 65 años o en hombres menores de 70 años sin factores de riesgo.

 

 

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

COMENTARIOS TORTUGA

 La practica cotidiana, con los años, puede hacer aparecer como razonables practicas o tecnologías que son pura rutina, tomar conciencia de lo que es rutinario es el prerequisito para poder cambiarlas si es lo aconsejable y si se tiene la autenticidad (honradez) de hacerlo en coherencia con las razones que lo hacen aconsejable, y, siempre que las circunstancias externas lo permitan minimamente. La tecnología no indicada en medicina consume recursos sociales de forma no sostenible y siempre puede acarrear los riesgos asociados a la medicalización para el paciente.

 

 

Etiquetas: , , ,

Libro sobre Trastornos mentales dirigido a la Atención Primaria con influencia oculta de la industria farmacéutica

 

 Un artículo publicado en la sección de Negocios del New York Times en noviembre de 2010 muestra como un libro sobre tratamiento de los trastornos mentales orientado a la Atención Primaria pudo ser confeccionado a la medida de las necesidades de la industria que lo contrató a una editorial.

 Dos destacados autores de un libro de 1999 para enseñar a los médicos de familia cómo tratar los trastornos psiquiátricos agradecían en el prólogo a una importante empresa farmacéutica la beca educativa concedida sin ponerles restricciones en los contenidos.

 Sin embargo, el fabricante de medicamentos, entonces conocido como SmithKline Beecham, en realidad tenía una participación mucho mayor que la que el libro describe, según muestran documentos de reciente divulgación. Los documentos muestran el pago a una empresa editorial para que desarrollase el esquema y el texto de los dos autores citados. Después la editorial manifestó que estaba planeado preparar  tres proyectos para presentar directamente a la empresa farmacéutica para que pudiesen hacer comentarios y tenían propuesto un calendario para proporcionar a los autores y SmithKline el proyecto final que debía ser aprobado.

El Dr. Bernard Lo, un especialista en ética médica y presidente de un Instituto de Medicina, que escribió un informe en 2009 sobre conflictos de interés, después de revisar los documentos manifestó que “eso no me parece a mí un proyecto sin restricciones “, y,  “eso suena como si tuvieran el control final.”

 El libro de 269 páginas, titulado “Reconocimiento y Tratamiento de los Trastornos psiquiátricos: Un Manual de Psicofarmacología para la Atención Primaria,” es hasta ahora el primer libro entre las publicaciones, consideradas como artículos de revistas médicas, que ha sido criticado en los últimos años por la influencia oculta de la industria farmaceútica, coloquialmente conocida como escritura por encargo.

 El Dr. David A. Kessler, ex comisario de la FDA declaró sobre él que “un libro de texto por encargo es todo un nuevo nivel de descaro”,  “nunca había visto esto antes”, “te quedas sin aliento”.

 

 ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

 

COMENTARIOS TORTUGA

La lectura crítica de un documento no implica solo valorar sus elementos de base estadística, matemática o epidemiológica sino que implica una valoración cualitativa de su credibilidad y confiabilidad. El médico de familia precisa ser un amante de la verdad tanto clínica como científica.

 

Etiquetas: , ,