RSS

Archivos Mensuales: febrero 2012

Haciendo felices a los médicos de familia

En el blog del The Yale Journal for Humanities in Medicine Volpintesta ha publicado el comentario “Making primry care physicians happy”  en los términos que siguen:

Sábado, 11 de febrero 2012

¿Cómo los encargados de formular políticas de salud pueden hacer felices a los médicos de atención primaria?

1. Es música para los oídos de los médicos de atención primaria cuando escuchan de su formadores médicos y sus responsables políticos que los médicos de atención primaria son importantes y valiosos. Y que los pacientes necesitan de ellos para que actúen como su médico personal, como asesores y coordinadores de su cuidado. Y cómo en la mayoría de los países industrializados los médicos de atención primaria son la base del conjunto del sistema de salud.
Esto hace que la mayoría de los médicos de atención primaria se sientan importantes. Después de todo, muchos de ellos se sienten explotados por el sistema y un poco de reconocimiento no viene mal. Incluso si no siempre es sincero.

2. Dígale a los estudiantes de medicina que ignoren a sus maestros cuando les dicen que la atención primaria es tediosa y agobiante. Y que no presenta ningún desafío intelectual. Que los estudiantes realmente inteligentes deben elegir otra especialidad. Que pronto los únicos médicos que practicarán la atención primaria serán los que vengan de escuelas de medicina extranjeras, porque todos los “inteligentes” estudiantes estadounidenses habrán ocupado todos los puestos buenos de las diversas especialidades.

Incluso si los estudiantes ignoran a sus profesores, simplemente escuchar sus comentarios despectivos hará que deseen probar que sus profesores se equivocan. La naturaleza humana es así. Algunos demostrarán su destreza aferrándose a sus pacientes cuando esos pacientes estarían mejor en manos de un especialista. Algunos empezarán a trabajar hasta la noche e incluso a trabajar los sábados y domingos para que sus pacientes no tengan que acudir a los servicios de emergencias. Esto aumentará sus posibilidades de padecer enfermedades relacionadas con el estrés. Sin embargo, el cambio valdrá la pena para aumentar sus ingresos. Además, se ganarán una reputación como héroes eficientes y conscientes de los costos médicos entre sus compañeros de profesión.
Otros aprovecharán las nuevas oportunidades que ofrecen los distribuidores de aparatos médicos. Comenzarán a hacer colonoscopias y cirugía en el consultorio, tal vez incluso dispondrán de unidades de terapia física en sus consultorios y máquinas de rayos-X, e incluso dispositivos Doppler para descartar trombosis venosa profunda. Y laringoscopios para asegurarse de que todos los casos de ronquera no se derivan del debut de un cáncer de laringe. El dinero adicional derivado de estas actividades colaterales pueden ponerlos al nivel económico de sus colegas especialistas hospitalarios ¡Imagine su satisfacción por haber encontrado la llave que abre la puerta a las riquezas del uso de los procedimientos médicos!

Su autoestima y sus ingresos se elevarán dado que todos los pacientes con tos obtendrían una radiografía para descartar neumonía, todos los pacientes con dolor en una pierna obtendrían un examen Doppler para descartar flebitis, y todos los pacientes con dolor lumbar quedarán incluidos en programas de terapia física – todo se hace allí mismo, en la consulta para comodidad del paciente. Sus pacientes adorarán su rigor y apreciarán la comodidad de tener “todo hecho en el consultorio”.

3. Dígale a los médicos jóvenes, que están iniciando la profesión, que no se preocupen demasiado por estar mal pagados por sus servicios, su tiempo, y sus responsabilidades. Recuérdeles el orgullo de hacer un buen trabajo y la conexión con sus pacientes de una manera humana y que la formación de relaciones a largo plazo es toda la recompensa que necesitarán en su vida profesional. Y cuando tienen que pedir préstamos para mantener sus consultorios abiertos, o se encuentren pensando en renunciar a la atención primaria, les digo que siempre podrían ofrecer su trabajo al hospital local y estar a su servicio. Asegúrese de que entiendan que la oferta de su trabajo no es una salida fácil, es una tendencia. Esto les ayudará a reemplazar su baja autoestima con la auto-confianza, sabiendo que están en la vanguardia de los servicios de salud.

4. Ofrezca a los médicos de atención primaria préstamos para que puedan establecer “hogares médicos” (un tipo de centros de salud). Actuar con rapidez antes de que tengan dudas acerca de cómo el lastre de seguir las guías clínicas, la recogida de datos, y la remisión de las conformidades de las aseguradoras pueden reducirlos a autómatas y anular así el disfrute de la práctica clínica. La posibilidad de cambiar de opinión acerca de los beneficios del “hogar médico” se evaporarán rápidamente, con la promesa de que finalmente obtendrán los ingresos que se merecen.

Por último, les prometen una compensación adicional por el trabajo cognitivo, a pesar de que la miseria que reciben es más un insulto que otra cosa.
Sin embargo, los responsables políticos y las aseguradoras tienen que darse prisa para poner estas sugerencias en vigor. Pronto no habrá médicos de atención primaria que escuchen el mensaje.

Ed Volpintesta MD

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

 

COMENTARIOS TORTUGA

 La atención primaria forma parte integrante tanto del sistema nacional de salud, del que constituye la función central y el núcleo principal, como del desarrollo social y económico global de la comunidad. El médico de familia que tiene esta visión profundamente sentida basa en eso su autoestima profesional: ningún otro especialista tiene como él esa función y ese honor.

 La salud laboral se construye en un medio ambiente de trabajo adecuado, con condiciones de trabajo justas, donde los trabajadores y trabajadoras puedan desarrollar una actividad con dignidad y donde sea posible su participación para la mejora de las condiciones de salud y seguridad. con recursos apropiados (económicos y materiales), en un entorno acogedor de consulta (estética, temperatura, etc.), con una demanda laboral apropiada (demanda asistencial y otras demandas laborales no asistenciales con un ritmo apacible de consulta), que facilite el clima comunicacional apacible y la relación médico-paciente. Es preciso comprender el intercambio de energía intelectual y emocional en la relación médico paciente como la energía principal que se intercambia en una consulta de medicina de familia.

Anuncios
 
 

Etiquetas: ,

¿Quién necesita las manos? Reflexiones sobre ser un paciente

El 13 de Junio de 2011 Deborah Kirklin publica en el blog  Medical Humanities del BMJ una entrada titulada Who needs their hands? Reflections on being a patient con el siguiente contenido:

¿Quién necesita las manos? Reflexiones sobre ser un paciente

Tengo que hacer una confesión: hasta hace un mes yo era virgen quirúrgica, sin haber experimentado nunca nada más intrusivo que la extracción de las cuatro muelas del juicio. Lo que significaba que cuando acepté operarme ambas manos no tenía ni idea de lo que había en la tienda, pero me consolé a mí misma con lo que yo siempre había dicho a los pacientes: que se trataba de una pequeña operación, realizada bajo anestesia local y en menos de veinte minutos, por lo que no había mucho de que preocuparse. Lo que no sabía era lo frustrante que es tener las manos inmovilizadas. Hay cosas irritantes, como no ser capaz de cortar la propia comida; cosas logísticamente difíciles, como salir de un baño; y francamente cosas indignas, de las cuales no voy a contar nada, excepto reconocer que el acceso a un bidet puede ser muy útil

Ninguna de estas cosas, por suerte, duraronn mucho tiempo en mi caso, pero esta incursión menor en el mundo post operatorio por lo menos me hizo pensar. Pensando en lo que debe ser sentirse viejo, cuando los problemas que yo encontré, por suerte transitoriamente, pueden darse constantemente, y pensando también en cómo los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud, con facilidad y sin pensarlo, utilizan estereotipos en su conversación cotidiana con los pacientes. Como “sólo necesita un escaner / algunos análisis de sangre / ver a un especialista, y que sólo va a doler un poco y / o tome un par de semanas / es una cuestión de tiempo”.

Como si los pacientes fueran, de alguna manera demasiado estúpidos para darse cuenta de que las pruebas son ordenadas y las derivaciones efectuadas, precisamente, porque algo bastante preocupante que podría estar pasando, y como si para hacer frente a todo, incluso a la más pequeña de las enfermedades fuera alguna vez algo que no sea duro, y, a veces, incluso, que pueda cambiar la vida o el trabajo.

Bueno, sólo hacerles saber que lo estoy haciendo bien ahora. Gracias a un excelente cirujano, un uso juicioso de unos pocos analgésicos, y el hecho de que a diferencia de muchas de las personas a las que partir su comida, salir de la bañera, y limpiar sus propios pies, simplemente no constituye una opción, he tenido más ayuda de la que me corresponde, además de acceso a todos los accesorios de baño y todos los  accesorios necesarios. No es una gran experiencia de quirófano, admitiré, sigo pendiente de una primera cita de verdad con la cirugía. Pero ha sido suficiente para hacerme apreciar lo afortunada que soy y que me haga la determinación de no usar nunca estereotipos, o al menos no en vano.

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

 COMENTARIOS TORTUGA

El diagnóstico, en Medicina de Familia, puede ser visto como la detección de los puntos de ruptura o desconexión de la red biopsicosocial relacionada con la salud de un ecosistema humano concreto; tratar sería reconectar los nodos de esa red. La inmovilización de las manos de esta paciente llevó al riesgo de desconectarse de su higiene personal y de cualquier otro acto social que le obligase a usar sus manos. Como consecuencia de la conciencia de su entorno, el médico de familia desarrolla su capacidad de comprender la interrelación inseparable entre el mundo físico o natural, el psíquico y el social lo que incluye en este caso la conciencia de las limitaciones sociales que a esta paciente la lleva la inmovilización de sus manos. Finalmente, como consecuencia de su conciencia ecológica y de su conciencia ética, el médico de familia debe desarrollar su capacidad de empatía o sentimiento de participación afectiva de una persona en la realidad que afecta a otra, debe saltar de las frases estereotipadas a las frases significativas para el paciente.

 

 

Etiquetas: ,