RSS

Slow medicine ( Medicina lenta) – una entrevista con Ladd Bauer

13 Mar
Slow medicine ( Medicina lenta) – una entrevista con Ladd Bauer

El 5 de marzo de 2017 ha sido publicada en el blog Slow medicine Brasil la siguiente entrevista a uno de los primeros impulsores de esta corriente de la medicina que inspirada en el movimiento de Slow Food (comida lenta; disfrutando tranquilamente del hecho de comer) proponía la vuelta a la medicina centrada en el proceso de comunicación entre médicos y pacientes.

Ladd Bauer es el autor del primer artículo publicado en una revista en idioma Inglés sobre Medicina lenta. Este artículo que se cita a menudo por Dennis McCullough contiene los principios más esenciales de la Medicina lenta de manera sucinta, además de la primera mención de los problemas ambientales. Es la página web del organizador de la Historia de la Medicina lenta, que reúne un conjunto excepcional de información sobre el desarrollo de la filosofía de la medicina sin prisa en el mundo.

Medicina lenta Brasil (SMB): ¿Le gustaría hacer una pequeña presentación personal y su ocupación?

Ladd Bauer (LB): Bueno! ¿Qué historia le debería contar? Soy un ciudadano americano, blanco, de 62 años, de sexo masculino con ascendencia del norte de Europa y por lo tanto no es muy interesante. Tal vez un análisis genético trajese algunas sorpresas, pero dudo que ni así! Todos serían agricultores alemanes o ingleses. La salvación es que mi formación es inusual y, al mismo tiempo, bendición y  maldición para mis llamadas “actividades profesionales”. Digamos que no soy el “Super Médico Especialista de Stanford Harvard!”. Este tipo de Kansas era como Oskar, personaje del libro de Die Blechtrommel (El tambor) de Günter Grass. De niño, me negué a seguir patrones normales y busqué “otras” respuestas a las preguntas de la vida. El resultado fue la demora para convertirme en un adulto moderno y mi desarrollo fue lento. Además, persistieron preguntas como “¿Cuál es nuestro propósito aquí?” Y “¿Quién soy yo?”. Estas preguntas están vivas y se plantean a diario. Nunca las dejé de lado.  La carrera de medicina fue casi un accidente, después de una década de trabajo en los campos de la mecánica y de la construcción, participando en lo que ahora se conoce como “comunidad intencional.” La exposición a una extraordinaria variedad de personas de todo el mundo fue crucial para asegurarme de que todos estamos locos. Una amiga me convenció para probar la escuela de medicina. No tenía miedo de los entrevistadores de la universidad y sus travesuras; por tanto, me las arreglé para eludirlos a aceptarme como un estudiante mayor a pesar de no haber completado la formación académica necesaria.  Mi objetivo era especializarme en psiquiatría, pero al encontrar que la profesión se había vuelto casi totalmente centrada en los medicamentos, elegí la medicina familiar y la terapia familiar. Durante el curso, participé en el Primer Congreso Internacional de Medicina Holística en Bangalore, una de las razones que me llevó a un período de 25 años como exigente revisor del Consejo Editorial de la Revista de Medicina Alternativa y Complementaria. En la década de 1990, en el ejercicio de toda la gama de actividades de medicina de familia, empecé a experimentar la consultoría en línea y me convertí en asesor clínico de la Fundación Medicina alternativa, que tenía una base de datos científica de la medicina herbaria y promovió conferencias importantes en las tradiciones, como la Medicina tibetana. Hubo períodos intercalados de contribución a la educación médica en México, Afganistán, Inglaterra y el este del Tíbet. Al mismo tiempo, yo era miembro y más tarde presidente de un comité de ética que revisó la investigación médica convencional y alternativa. Durante cuatro años, presenté con un colega un programa de radio (llamado “Par o ‘Docs”, un juego de palabras con la palabra “paradoja”) en el que hablamos de historias de médicos y pacientes y también en las noticias del campo de la medicina, mientras que los oyentes llamaban – probablemente la actividad más útil ya ejerce. En los últimos años, me he centrado en el final de la vida y la medicina lenta como idea para recuperar la propia medicina.

SMB: ¿Cómo llegaste a la filosofía de Slow Medicine?

 LB: Un día a principios de 2007, por su sugerencia, mi pareja y yo decidimos ir a una playa local para hacer una lluvia de ideas sobre una forma sencilla de referirme a lo que estaba haciendo y lo que era necesario para curar la medicina. En quince minutos, la frase “Slow Medicine” surgió de la arena entre nosotros.

 En los siguientes treinta minutos, Internet dijo que la idea no era nueva, que cinco años antes un cardiólogo italiano había escrito un ensayo sobre “medicina lenta” como un correctivo para el empleo demasiado rápido de los tratamientos médicos. Los tres principales dominios de Internet fueron tomados por otras tres personas no identificadas. Sin embargo, cuando hablé con amigos acerca de esta idea, todo lo que conseguí fueron miradas desconcertadas y a veces comentarios como “Quiero mi medicina rápido!”.

Pasó un lento año, y descubrí que uno de esos dominios tenía algo en él: un nuevo libro escrito por Dennis McCullough MD. La presentación fue prometedora y se centró en la necesidad de que los ancianos tengan un cuidado lento, respetuoso y deliberativo. Rápidamente leí el libro el primer día que salió, encontré su número de teléfono y lo llamé de inmediato.

La filosofía ya estaba allí mucho antes de la frase, para muchos otros a su manera. Puede encontrarse en parte en los principios fundacionales de la entonces nueva especialidad de medicina familiar en los años sesenta. El hilo común es la necesidad de restaurar el tiempo, la atención y la escucha.

 SMB: ¿Cómo ve el desarrollo de las ideas de Slow Medicine en los Estados Unidos?

 LB: La mejor imagen para esto en mi país, si puedes imaginarlo, es de “pastorear gatos”. ¡Cada uno de los gatitos quiere ir a su propia manera! Parte de esto tiene que hacer el individualismo que está tan arraigado aquí. Esto es positivo en el sentido de que pueden surgir varias expresiones creativas, lo que contribuye a una visión más amplia a través del tiempo.

Hemos sido como las personas ciegas alrededor del elefante en la historia antigua – cada uno de nosotros sintiendo una parte u otra, pero no capaces de comprender el todo. La medicina lenta es mucho más grande que un elefante. Todas estas personas, aquí y en todo el mundo, están percibiendo lo que la criatura está destinada a ser desde donde cada uno de nosotros está.

La grandeza misma de esta creación posible es por lo que estoy prestando atención a relacionar lentamente diversas perspectivas internacionales. La contención es necesaria, como en la organización italiana, y la libertad de crear sin interferencia es también esencial. Una cualidad, si está exagerada, puede conducir a la osificación y la otra puede llevar al caos. Slow Medicine reconcilia principios aparentemente contradictorios como el orden y la creatividad.

 

SMB: ¿Cómo fue su relación con el Dr. Dennis McCullough?

 LB: Fue realmente genial. Era un notable caballero y mentor, y su muerte repentina en junio fue una pérdida real. Nos hicimos amigos el día de abril de 2008 en que le telefoneé preguntándole por su libro. Éramos amigos porque él veía lo mejor en casi todo el mundo, podía pasar por alto mis defectos, y quería formar un equipo. Mantuvimos una discusión corriente sobre la medicina lenta: ¿era solamente para la medicina geriátrica, o era aplicable a todo en medicina desde la atención prenatal al final de la vida? Incluso planeamos llevar el diálogo a mi programa en vivo, que se convirtió en “Slow Medicine Radio”. Poco a poco redondeamos nuestras posiciones – llegué a estar de acuerdo en que la geriatría ofrecía un lugar más fácil para que la gente adoptara la idea de Slow Medicine en los Estados Unidos, y él llegó a ser más admirador de las comprensiones extranjeras y de la aplicabilidad de Slow Medicine a niños y adultos . Él fue a una conferencia italiana de medicina lenta a propuesta mía, y después me llamó desde Torino emocionado, diciéndome que yo tenía que ir también!

La verdad es que Dennis era bueno en ser amistoso con la mayoría de la gente, incluso de aquellos con quienes no estaba de acuerdo. Él encarnó la máxima de Lincoln: “Yo derroto a mi enemigo haciéndolo mi amigo.” Lo más importante, él tenía un gran sentido del humor. Realmente lo echo de menos. Llamó dos días antes de morir, para sugerir un nuevo proyecto juntos. Y luego se fue. Pero – él todavía está aquí en el efecto que tuvo en muchos de nosotros.

 

 SMB: ¿Cómo ve usted otras iniciativas en los Estados Unidos, como las dirigidas por Katy Butler, Victoria Sweet, Pieter Cohen y sus colaboradores?

 LB: Como he dicho, todos somos gatos. Estos son buenos gatos, haciendo un trabajo particularmente bueno, y lo que han escrito vale la pena leer. USA es una especie de taller de ideas en Slow Medicine. No puedo decir dónde está todo hecho aquí.

 

SMB: Una cuestión importante: las interfaces entre la Medicina Lenta y la Medicina Integrativa (o alternativa).

 LB: Este tema me ha involucrado desde la década de 1980, y presenta muchas oportunidades, para bien o para mal. La palabra “interfaz” puede no ser la mejor, porque sugiere un límite que separa las dos ideas. Slow Medicine ofrece un paraguas sobre todas las “medicinas”, y realmente espero que no se convierta en otro eufemismo para una medicina alternativa estereotipada. Mi punto de vista es que  los medicos sufren de una tendencia a sobre-diagnosticar, sobre tratar, y sobrecargar el sistema como parte de un contexto cultural que adora a los “expertos”, los nombres de fantasía y el dinero. El potencial de la Medicina Lenta puede ser una “gran idea” para abordar las situaciones médicas en forma que nos alerte de la necesidad de, por ejemplo, escuchar primero. Mi visión para ella es que servirá como un meme para despertar a la gente en los momentos donde habitualmente se apresuran a una solución a menudo costosa e inútil o incluso perjudicial. Varias medicinas alternativas pueden ofrecer ejemplos de escucha sin prisas, aunque también pueden llegar a costosos esquemas ineficaces, al igual que la medicina estándar. Dennis citó su propia experiencia con un acupunturista que realmente escuchaba mejor que nadie. Sin embargo, sólo porque son alternativas no significa que las personas necesariamente se hagan tan diferentes. Sacar una frase como “Slow Medicine” puede dar una señal y permiso a cualquier tipo de practicante y paciente para hacer lo correcto. Y a diferencia de frases como “integrativa”, que lanza estereotipos, o “cuidado correcto”, que todo el mundo asume que ya están haciendo, puede hacer este “replanteamiento” en cualquier contexto médico.

 

SMB: ¿Cree usted que los principios de Slow Medicine pueden tener implicaciones en las políticas de Salud Pública?

LB: Bueno, sí, por supuesto. Mientras el movimiento ejerce influencia desde abajo a medida que el público aprende su importancia, el sistema de salud pública puede responder reasignando recursos para facilitar más tiempo para sentarse con la gente y escucharlos. Una enfermera practicante me dijo recientemente que un departamento de salud de San Francisco ya respondió a los escritos y charlas de grandes narradores de historias como Victoria y Katy (que están en el área de la Bahía) asignando más tiempo para los primeros análisis de pacientes en algunos departamentos. Se están llevando a cabo estudios para demostrar que esto utiliza más eficazmente los recursos, ya que evita la reacción excesiva y costosa y da mejores resultados. Si los pacientes reclaman este tipo de enfoque cada vez más, los sistemas podrán responder como la comprensión de sus directores de que lo que funciona añade valor. Las ideas funcionan de abajo hacia arriba y de arriba abajo, cambiando los sistemas de “base” y de salud al mismo tiempo.

SMB: Hay por lo menos cuatro países con iniciativas para promover el Slow Medicine. ¿Cómo se evalúa esta “internacionalización” del movimiento?

LB: Ciertamente más de cuatro países están involucrados. Usted puede estar refiriéndose a Italia, Holanda, Brasil y los EE.UU. Dennis dio charlas en Singapur y Japón, y algo significativo puede estar sucediendo en esos lugares, también. Por no mencionar que la idea ha surgido durante años en lugares como un blog de una enfermera obstétrica india, otro por un médico Inglés, y los sitios web de los profesionales alternativos en Alemania, por ejemplo. En la escala, conocí a un médico de Eslovenia que se sintió fascinado por la idea. Así, Slow Medicine puede ser como una inoculación terapéutica con efectos aquí y allá en varias etapas de desarrollo, que eventualmente se convertirá en confluentes. Italia es el lugar más establecido y organizado, al igual que lo hace con Slow Food.

Entonces, también, la historia de la Torre de Babel viene a la mente. El lenguaje presenta todo tipo de oportunidades y obstáculos para entender lo que está pasando. Esta “idea infecciosa” no es probable que se propague rápidamente de una cultura a otra. Algunas culturas “lo consiguen” rápidamente y otras son más resistentes. Pueden aparecer también varios bolsillos de manifestación parcial o corrompida. Nuestro trabajo es mantenerlo limpio y mantenerlo en marcha. La “medicina rápida” que se ha extendido por todo el mundo durante muchas décadas es tóxica de muchas maneras. La medicina lenta puede ser un antídoto.

 

SMB: Iniciativas como Choosing Wisely, Alliance for Right Care, Less is More Medicine (Elegir Sabiamente, Alianza para el Cuidado Correcto, Menos es Más Medicina), parecen caminar lado a lado con la Medicina Lenta. ¿Cómo ves estas campañas?

LB: Estas campañas son manifestaciones de Slow Medicine. Simplemente no usan ese nombre. Ellos son parte de lo mismo, todos agrupados alrededor del elefante y describiéndolo lo mejor que pueden. Incluso si nunca hay una organización de Slow Medicine International, siempre habrá Slow Medicine. Dennis y yo tratamos de llegar a un mejor término durante años, y nos dimos cuenta de que es la única designación que puede llevara conectar la mayoría de las ideas, al tiempo que ayuda a las personas a entenderlas más profundamente haciéndolas pensar un poco. Puede o no convertirse en un término reconocido para todos estos buenos proyectos. Creo que sería útil que lo hiciera. Así funciona el meme de Slow Food.

Míranos ahora. Realmente no he explicado mucho de Slow Medicine! Sin embargo, alguien que llegue a esta conversación o bien tendrá un sentido de lo que estamos hablando ya de estas dos palabras sencillas, o va a mirar en la frase y descubrir la riqueza de lo que representa, incluyendo Elegir sabiamente, cuidado correcto, y el resto . A medida que el meme se extiende, servirá como abreviatura para cambiar la dirección y la calidad de las respuestas a situaciones como el parto o la insuficiencia cardíaca o la planificación del sistema médico. Ya está sirviendo de esta manera en la gerontología en varias partes de los EE.UU., y aparece en las discusiones, incluso entre los administradores del hospital.

SMB: Por último, el médico enfermo o profesional de la salud …. ¿Puede el sufrimiento personal o el sufrimiento de un miembro de la familia aumentar la conciencia de los proveedores de los preceptos de la medicina lenta?

LB: Sí. Lástima que no puede ser la primera parte de nuestro entrenamiento! Los practicantes que conocen mejor Slow Medicine han pasado por esto de una manera u otra. La necesidad de reequilibrar la medicina llega a ser tan clara cuando uno experimenta por sí mismo la prisa automática, el desperdicio, y las consecuencias nocivas inesperadas de la atención médica mezclada con las cosas buenas. Uno también se siente agradecido de que tengamos tanto disponible ahora. Está en nosotros, pacientes y practicantes todos, usarlo bien y compartir nuestras historias.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: