RSS

La “apreciación” es un predictor muy específico de la satisfacción con la vida, incluso por encima de la demografía, los 5 grandes factores de personalidad, y la gratitud.

09 Jul

En Wikipedia se nos explica que: “La  gratitud agradecimiento o apreciación es un sentimiento, emoción o actitud de reconocimiento de un beneficio que se ha recibido o recibirá. La experiencia de la gratitud ha sido históricamente un foco de varias religiones del mundo, y ha sido tratada de forma extensa por filósofos de la moral como Adam Smith. El estudio sistemático de la gratitud dentro de la psicología no comenzó hasta aproximadamente el año 2000, posiblemente porque la psicología ha estado tradicionalmente más centrada en la comprensión de sentimientos desagradables que en entender las emociones positivas. Sin embargo, con la llegada de la psicología positiva, la gratitud ha pasado a formar parte del estudio de la psicología convencional. Gran parte de la reciente investigación psicológica sobre la gratitud se ha centrado en la naturaleza de las diferencias individuales en la gratitud, y las consecuencias de ser una persona más o menos agradecida”. 

Fagley y Adler en 2005 desarrollaron una “escala de apreciación” que mide 8 aspectos distintos de la gratitud: la valoración de las personas, las posesiones, el momento presente, los rituales, la sensación de sobrecogimiento, las comparaciones sociales, las preocupaciones existenciales, y el comportamiento con que se expresa la gratitud.

En Marzo del 2012, en la revista  Personality and Individual Differences, la profesora de psicología de la Universidad de Rutgers, Nancy Fagles, autora de la escala de apreciación comentada en el parrafo anterior, ha publicado un estudio denominado Appreciation uniquely predicts life satisfaction above demographics, the Big 5 personality factors, and gratitude en el que cerca de 250 estudiantes rellenaron una encuesta para medir sus niveles de apreciación (que Fagley define como “reconocer el valor y el significado de algo, un acontecimiento, un comportamiento, un objeto y la sensación de una conexión emocional positiva hacia él”). Esta investigación fue la primera en examinar si la apreciación explica la varianza en la satisfacción con la vida después de controlar por sexo, edad, origen étnico, los 5 grandes factores de personalidad, y la gratitud. Los participantes (N = 243) completaron la Escala de Satisfacción con la Vida, el Inventario de los 5 grandes, medida de gratitud GQ-6, y la Escala de apreciación, incluyendo sus subescalas. La apreciación hace una contribución significativa única (11% de la varianza, p <0,001) para la satisfacción con la vida, controlando por variables demográficas, los 5 grandes factores de personalidad, y la gratitud. Esto es consistente con la posición teórica de que la apreciación es algo más que la gratitud o las 5 grandes factores de personalidad y es importante por derecho propio para lograr la satisfacción con la vida.

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

Promoción de la salud

Calidad de vida laboral del Médico de Familia

 

COMENTARIOS TORTUGA

El procedimiento para alcanzar una mejora de la calidad de vida del paciente pasa por abordar no solo su curación y la prevención de su enfermedad sino facilitar la promoción de su salud. Todo ello requiere un Abordaje Sistémico, es decir un abordaje interrelacionado de su sistema biológico, psicológico y social. Es decir un desarrollo personal y de su ser en el contexto de su vida cotidiana. La medicina de familia, como la psicología positiva, mira no solo hacia la enfermedad sino hacia la salud del paciente y del médico.

Desde el concepto de desarrollo humano donde éste no es puramente económico sino integral, se aprecia cómo deben afectarse todos los elementos del sistema significativos en un momento dado si se desea que la intervención en salud no sea solo aparente sino real. Desde el concepto de desarrollo sostenible se aconseja una recuperación cognitiva y emocional a medida que se va produciendo el desgaste intelectual y emocional en el proceso de consulta. Esto implica la detección de momentos significativos e “interesantes” de la consulta. momentos por los que merezca la pena haber pasado consulta, momentos por los que según cada contexto debamos estar agradecidos: ese abrazo o beso solicitado por un paciente, ese paciente agradecido por el servicio prestado, ese médico residente que en un momento dado alivia nuestra carga, ese aire acondicionado que hoy sí funciona, ese apoyo legar para marcharnos a casa al final de nuestra jornada laboral sin que el jefe diga que hoy toca quedarse tres horas más …

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: