RSS

El alcance y las razones de la vacuna del virus del papiloma (HPV)

29 Nov

La Dra. Harper, investigadora lider en alguno de los estudios pivotales que llevaron al reconocimiento de la vacuna del papiloma, matiza en Current knowledge of impact on gynecologic premalignancies un alcance mas limitado de lo que habitualmente se reconoce:

“Dado que los datos surgen de los riesgos y beneficios relativos de los distintos métodos para la reducción del cáncer de cuello uterino, hay una creciente necesidad de que las mujeres al tomar sus decisiones informadas conozcan todas sus opciones. El entorno actual de cambio de las guía de cribado del cáncer de cuello uterino mediante prueba de Papanicolaou, la comercialización directa a los consumidores de las vacunas, y la confusión general sobre los riesgos de cáncer de cuello uterino proporcionar una oportunidad ideal para presentar a las mujeres claras opciones sobre los riesgos y beneficios del cribado del cáncer de cuello uterino y la vacunación contra el VPH. La presentación de información sobre los hechos en formas que generan miedo, como la publicidad de que 30 mujeres por día en los EE.UU. contraen cáncer de cuello uterino, son poco útiles para las mujeres. Los médicos deben proporcionar hechos que puedan ser comparados a través de las diversas opciones para el bienestar de sus pacientes. Por ejemplo, con la detección mediante cribado del cáncer cervical en los EE.UU., 8 / 100, 000 mujeres contraen cáncer cervical cada año; Considerando que, con la vacunación contra el VPH, sin cribado, asumiendo la eficacia de por vida de la vacuna y que todas las mujeres sean vacunadas, 9.5/100, 000 y 14/100, 000 mujeres podrían presentar cervical cáncer cada año con Cervarix o Gardasil, respectivamente. La combinación del cribado y la vacunación no disminuye significativamente el número de mujeres que desarrollan cáncer cervical cada año, pero se reduce el número de mujeres con pruebas de cribado anormales. Esto puede no ser la información más apropiada para lograr una mayor captación a un programa de vacunación contra el HPV, pero el objetivo de los médicos no es vender vacunas. Los objetivos de los médicos incluyen proporcionar un debate completo y abierto orientando a las mujeres para que puedan tomar una decisión para su protección contra el cáncer de cuello uterino que esté en consonancia con los valores personales propios de la mujer”.

LEER MÁS

Por su parte, M Haas y cols en su sugerente Drugs, sex, money and power: An HPV vaccine case study tratan de analizar las causas de esa diferencia entre las expectativas más reconocidas y las reales:

“Resumen:

En este trabajo se comparan las experiencias de los siete países más industrializados en la consideración de la aprobación e introducción de la primera vacuna en el mundo para prevenir el cáncer cervical. Con base en estudios de casos, artículos de agencias públicas, periódicos y revistas profesionales se analizan el debate público acerca de la vacuna, se examinan las posiciones de los grupos de interés y su influencia en el curso y resultado de este proceso político. El análisis muestra que los países aquí considerados aprobaron los programas de inmunización la vacuna y establecieron programas de inmunización con excepcional rapidez a pesar de que todavía existen muchas incertidumbres en cuanto a eficacia a largo plazo de la vacuna, su rentabilidad y su seguridad. Algunos países incluso anularon decisiones ya establecidas. La voz de los grupos de interés se ha destacado en todos los países, basándose en los valores sociales y los temores del público. A pesar de que las posiciones difirieron entre los países, los siete decidieron financiar públicamente la vacuna, lo que demuestra una convergencia generalizada de intereses. Es importante que los tomadores de decisiones cumplan con guías transparentes y sólidas en la toma de decisiones de financiación en el futuro para evitar ser capturados por los intereses creados y los efectos potencialmente negativos sobre el acceso y la equidad.

Conclusión
La rápida introducción de un programa de vacunación subsidiado a través de una serie de países desarrollados representa una convergencia de intereses, bien motivados por las ganancias o bien por la salud pública. Los abogados y mediadores de los grupos de influencia no han desaprovechado la ocasión de aprender lecciones sobre cómo influir en el debate público y mantener la presión sobre los burócratas y los políticos. Los partidarios de los programas de vacunación han utilizado los valores de protección (por las hijas) y la prevención (del cáncer) para defender eficazmente la subvención de la vacuna. Tanto los partidarios como los opositores se basaron en el miedo, al cáncer y la promiscuidad, respectivamente, para influir en la toma de decisiones. Los medios de comunicación, como es lógico, se mostraron como mediadores importantes de estos mensajes, tan dispares entre unos países y otros.
Las partes interesadas siempre tratan de influir en las decisiones, los intentos de los individuos y organizaciones para promover una agenda particular a través de los medios de comunicación y directamente cabildeando a los políticos y sus asesores son un aspecto bien aceptado en el proceso democrático. La creciente presión para cubrir nuevos medicamentos, mientras que se mantiene la cobertura actual de productos y servicios requiere de los responsables políticos la utilización de guías transparentes y sólidas en la toma de decisiones de financiamiento. Dichas guías deben permanecer en condiciones de plena independencia de los procesos políticos. Depende de los tomadores de decisiones, tanto políticas como burocráticas, seguir siendo tan firmes como sea posible en su adhesión a los procedimientos de decisión pactados previamente a las presiones recibidas”.

ELEMENTOS TEÓRICOS RELACIONADOS CON LA CLÍNICA DE MEDICINA DE FAMILIA DESDE UN ENFOQUE SISTÉMICO

 

COMENTARIOS TORTUGA

Hay que tomar conciencia de a qué objetivos obedece el diagnóstico y el tratamiento de cualquiera de los actores implicados. El médico de familia debe tomar conciencia de a qué objetivos obedece su diagnóstico y su tratamiento y a qué objetivos los del resto de actores. Si la vacuna del papiloma merece o no una moratoria debe ser juzgado por cada médico, previa crítica de la información obtenida, y tiene el deber de abogar por lo que considere más apropiado a su paciente con la mayor indepencia posible de las fuerzas comerciales y políticas en las que está inmerso. Finalmente la negociación con sus pacientes le hará compartir la responsabilidad de las consecuencias con ellos.

 
 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: